9/6/09

Dragon Malevolution


Dragon Ball es una película ejemplar: es el ejemplo perfecto de lo que NO se debe hacer en una adaptación de un cómic (manga en este caso) al cine. Es irrespetuosa tanto al material original, como al aficionado del cómic y al espectador de cine en general. Su director ni siquiera sabía de su existencia cuando le encargaron el trabajo.
El caso más parecido es el de Max Payne, un videojuego traspasado al cine desde el desconocimiento. Si no, no se entiende que con la gran historia que posee el juego, sólo usaran lo que aparece en la sinopsis de la carátula y se inventaran chorradas para rellenar. Así NO se hace una adaptación, señores.

3 comentarios :

Lukas ThyWalls dijo...

La película es el zurullo del mono ¿No?

Serwan dijo...

Más bien la diarrea, huele mal a menos de 100KMs a la redonda.

MFAL dijo...

jajajaja

decir que es un zurullo del mono es hasta faltarle el respeto al mono!!! xDDD

Así NO se hace una adaptación... no, no.

Publicar un comentario